Módulos Carreteros

Tratándose de un espacio de olores y desecho, el desafío consistió en transformar la percepción de un baño público a partir del diseño, distribución, ventilación, modulación, uso de materiales, y sustentabilidad. Una estrategia fue sacar los lavabos del área de inodoros y procurar hacerlos muy abiertos para que hubiera buena ventilación y visuales al bosque. La viabilidad de su construcción radicó en usar un solo material, el concreto, pero con diferentes expresiones, y en volver muy eficiente un programa lineal construido en franjas paralelas a la autopista. La celosía abocinada que caracteriza a los módulos, además de funcionar como un componente de la ventilación cruzada, fue diseñada para darle identidad propia al sitio. Los juegos de luz y sombra con la celosía hicieron de los módulos un lugar atractivo de día y de noche. El logro más grande de este proyecto ha sido corroborar que su diseño induce al uso cívico del baño público. Los usuarios mantienen los módulos en excelentes condiciones, regularmente limpios, aunque sea un servicio gratuito.

Ubicación: Autopista México – Morelia tramo Atlacomulco – Maravatío
Programa: Parador de carretera | Baños públicos y tienda de conveniencia
Proyecto: Rozana Montiel | TOA – Taller de Operaciones Ambientales
Colaboradores: Alin V. Wallach | Alejandro Aparicio
Año de Construcción: 2011
Fotografías: Ramiro Chaves

Reconocimientos: Premio Cemex XX – 1er Lugar Categoría Edificación Sustentable y 3er Lugar Categoría Edificio Comercial y Usos Mixtos

Exposiciones: “Spaces through Gender: Latin American Women in Modern Architecture” – Mission Cultural Center for Latino Arts | San Francisco, California

Publicaciones: Arquitectura Mexicanas Lo Mejor del Siglo XXI – Editorial Arquine