Situac(c)iones: Dar el avión – Mi Plaza – Mercado sobre Ruedas – Cine abierto

La ciudad es un espacio en el que interactúan sitios, sujetos y objetos: un contenedor de estructuras, un archivo de relatos e historias que se entrelazan con los recorridos de la gente, un almacén de SITUA(C)CIONES. Este es un proyecto, enfocado en la participación ciudadana, que ya ha sido puesto en práctica en varias colonias de la Ciudad de México. Cada acción tiene la finalidad de producir una impronta dentro de la comunidad para la reactivación, transformación y re-significación del espacio público. Se accede a la arquitectura y la planeación urbana a partir de posiciones inestables, cambiantes, que dependen de factores del entorno.

 

Las SITUA(C)CIONES  tienen como fin activar el tejido social de una comunidad a partir de la inclusión, la convivencia, y el desarrollo de la identidad local. El capital comunitario es un aliado en la planeación e implementación de proyectos de planeación urbana. Los ciudadanos son los más conscientes de los factores que contribuyen a la erradicación de la violencia y el delito en sus comunidades porque conocen la situación, el contexto y los espacios. La coparticipación que requiere SITUA(C)CIONES no sólo da voz a los habitantes de una localidad, sino que desarrolla corresponsabilidad por parte de la población en la búsqueda de soluciones. Cuando se logra restituir el espacio público como un espacio de participación ciudadana, la violencia disminuye y la comunidad retoma el control de su vida social. El empoderamiento que logra SITUA(C)CIONES a partir del juego y la experimentación, consiste en permitirle a la comunidad explorar micro-tácticas de desarrollo que puedan ser llevadas a cabo con pocos elementos.

 

DAR EL AVIÓN

En ciertos usos del español la expresión “Dar el avión” significa “ignorar; dejar hacer y dejar pasar con indiferencia; no tomar en cuenta la intervención de otro porque el diálogo es inútil; tener una conversación donde no hay comunicación”, todo ello con la impotencia con la que se ven pasar los aviones. ¿Pero qué sucedería si esa indiferencia se transformara en asombro o fantasía?

Colindando con la pista de aterrizaje y despegue del Aeropuerto de la Ciudad de México, la colonia Cuchilla del Tesoro está acotada por muros impenetrables de olvido, indiferencia y degradación. La atmósfera del lugar es de apatía por parte de los dos mundos que atrapan este espacio. El espacio que se intervino fue una cancha de basquetbol en desuso. La acción consistió en permitir un juego a partir de la ilusión óptica: se desdibujaron los límites entre el aeropuerto y este espacio interviniendo el muro con una aparente pista de aterrizaje para permitirle a la población de los alrededores interactuar con el aeropuerto colindante integrando los efectos sonoros y visuales de las pistas reales. A los habitantes los involucramos por medio de la pregunta “¿Y tú, a qué le das el avión?” Los participantes anotaron sus respuestas en una hoja de papel que doblaron en avioncitos de papel, y jugaron con ellos en la cancha de basquetbol.  Posteriormente el texto de los avioncitos se registró para poder relevarle al módulo ciudadano contiguo las observaciones de los vecinos.

 

MI PLAZA

Otra acción urbana con la que se puso a prueba la percepción habitual del espacio público fue un experimento con mimos y huacales en una plaza de la delegación Gustavo A. Madero. La acción tuvo la finalidad de producir un evento colectivo en esta plaza subutilizada que involucrara a la comunidad con el espacio público. Se recolectaron cientos de huacales en la Central de Abastos donde encontramos ciudades de madera que repetían patrones de construcción fascinantes.

La acción consistió en llevar los huacales a esta plaza e invitar a la gente a construir con ellos espacios imaginarios en ella.  Un grupo de mimos animó a la gente en el juego de construir.  Adultos y niños se dieron a la tarea de armar espacios distintos, casitas, edificios, foros, techos de sombra, macetas, túneles. El mimo, a partir de un gesto efímero, ficticio, pero preciso, fue capaz de alterar la percepción del espectador porque lo introdujo a un mundo imaginario, de juego, cuyos elementos entraban en resonancia con la memoria colectiva. La mímica delimitando bordes de objetos y espacios conocidos le dio concreción al vacío; las sugerencias espaciales eventualmente se convirtieron en sugestiones colectivas porque apelaron a la experiencia espacial del observador. Gracias a la memoria colectiva, el gesto del mimo hizo posible reconstruir e imaginar nuevos espacios. De una plaza cualquiera se transitó a que las personas empezaran a pensar en su plaza.

 

MERCADO SOBRE RUEDAS

Esta acción consistió en hacer un registro gráfico (mapas, dibujos, fotos) de la transformación temporal del espacio público a partir del cambio que hay en el uso de suelo y dinámicas sociales cuando se monta un mercado sobre ruedas. Para ello se eligió el mercado sobre ruedas de la Colonia Condesa en la Calle de Nuevo León. Durante toda una semana se registraron los flujos de la calle en diferentes horarios, particularmente en horas pico. El viernes, día de mercado, se mapeó el uso de la calle de las 5 am a las 8 pm. Al cabo del ejercicio se pudieron apreciar los cambios en el flujo peatonal en relación al flujo vehicular; las transformaciones del espacio que daban lugar a un aprovechamiento alternativo del espacio público por parte de peatones y comensales. También quedó un archivo fotográfico de todos los objetos urbanos y estructuras temporales (postes, lonas, huacales) empleados para intervenir y modificar el aspecto y funcionamiento urbano de un sitio.

 

CINE ABIERTO

Esta acción consistió en intervenir temporalmente el espacio público haciendo foros de cine gratuitos, a cielo abierto, en distintas plazas y centros de la ciudad para promover la cultura a través del cine. Se proyectaron películas de cine de arte que permitiera relacionar al cine con otras disciplinas y se escribieron textos divulgativos para la gente. Cada foro convirtió la calle en una fiesta pública, con comida, bebida, intercambio y música, al cierre.

DAR EL AVIÓN

Proyecto: Rozana Montiel

Colaboradores: Alin V. Wallach | Sebastián Pérez | Kopalli arte público

Año de proyecto: 2012

 

MI PLAZA

Proyecto: Rozana Montiel

Colaboradores: Alin V. Wallach | Sebastián Pérez | Kopalli arte público

Año de proyecto: 2012

 

MERCADO SOBRE RUEDAS

Proyecto: Rozana Montiel

Colaboradores: Carol Soos | Clara García

Año de proyecto: 2013

 

CINE ABIERTO

Proyecto: Rozana Montiel | Manuel Alcalá | Halim Matouk | Dante Busquets

Año de proyecto: 2006